Hesperian Health Guides

De la comprensión a la práctica

Cuando los niños del grupo lleguen a entender mejor las necesidades y capacidades del niño con discapacidad a través de discusiones, juegos, cuentos y obras, pueden empezar a poner en práctica lo aprendido.

Pregúnteles a los niños si conocen a un niño del pueblo (o de un pueblo vecino), que tenga discapacidad o que tenga alguna dificultad especial.

Luego hable con ellos sobre lo que podrían hacer para ayudar al niño con discapacidad a ser lo más feliz, capaz e independiente posible. El grupo puede hacer una lista de sugerencias. Más tarde, cuando conozcan mejor al niño y a su familia, pueden cambiar sus sugerencias o añadir otras.

Si el niño con discapacidad es hermano o hermana de alguno de los niños del grupo, quizás sea más fácil que el grupo empiece a poner en práctica sus ideas. Pero si ninguno de los niños es de la familia, deben tener cuidado en el modo de ofrecer su ayuda. Quizás sea mejor que sólo 2 ó 3 niños vayan primero a visitarlo, acompañados, tal vez, de su maestro, o de un promotor de salud o rehabilitación.

Siguiendo las sugerencias del niño con discapacidad y su familia, los niños tendrán que encontrar los modos de ayudar más. Como quiera que sea, puede que la siguiente lista de posibilidades les dé algunas ideas:

  • Háganse amigos. Uno o más niños pueden convertirse en ayudantes, compañeros y amigos del niño.
girl asking disabled girl to read to her
Hoy le lei yo a la maestra. Ahora tu leeme a mi.
RECUERDEN— ¡SIEMPRE SEAN AMISTOSOS!
  • Visiten al niño en su casa—¡a menudo!!
  • Ayuden a la familia haciéndole mandados, ‘cuidando’ al niño o llevándolo a pasear.
  • Encuentren el modo de ayudarle al niño a ir y venir de la escuela.
  • En la escuela, uno o más niños pueden volverse los ‘cuates’ (compañeros) del niño y ayudarle siempre que sea necesario.
  • Si el niño no puede ir a la escuela, los niños podrían ayudarle con sus estudios en casa, después de las clases. Su maestro les puede ayudar.
  • Encuentren modos de incluir al niño en los juegos.
  • Hagan juguetes prácticos para el niño y jueguen con él.
  • Construyan un ‘parque de rehabilitación’ o un ‘parque para todos los niños’. Lleven allí a los niños con discapacidad a menudo y jueguen juntos.
  • Constrúyanle al niño, en su casa, juegos sencillos adaptados a sus necesidades.
children playing with rope swing
Una cuerda para columpiarse como ésta, le puede ayudar a un niño con las piernas débiles a aprender a caminar—¡de un modo divertido!
  • Con la asesoría de un trabajador de rehabilitación o de los padres del niño, aprendan a ayudarle con sus ejercicios y a cuidarlo.
  • Tal vez puedan construir algunos de los aparatos o el equipo que necesiten los niños con discapacidad, como muletas, bolsas de arena, aparatos ortopédicos o hasta una silla de ruedas. Pídanle consejos a un promotor de rehabilitación. Si lo que quieren construir es muy complicado, quizás les puedan pedir ayuda a sus papás, si son artesanos. Formen un comité que los vaya a visitar.
  • Conviértanse en una ‘brigada de prevención’ siguiendo las sugerencias, o tomando otras medidas para prevenir las discapacidades en su pueblo.
  • Si hay un programa de rehabilitación en el pueblo, quizás un grupo de niños puedan turnarse para trabajar allí de voluntarios después de las clases. Hay muchos modos de ayudar y mucho que aprender. Los niños que muestren el mayor interés podrían convertirse en ‘promotores juveniles de rehabilitación’.

Niños con discapacidades severas

Algunos niños tienen discapacidades muy graves. No pueden caminar, nadar ni participar en muchos juegos. Pero a veces, algunos pueden aprender a jugar canicas, y juegos de baraja o de adivinanzas.

El aprendizaje es difícil sobre todo para el niño que no puede hablar o pensar tan fácilmente como los demás. Un niño así puede sentirse muy solo. A veces, un niño que no habla, entiende mucho más de lo que la gente cree. Si en su pueblo hay un niño así, quizás los niños lo puedan visitar de uno en uno para hablar y jugar con él. Muéstrenle que lo estiman.

Bebés con problemas

A veces un bebé se tarda más en desarrollarse que los demás. Puede ser que su mente, su cuerpo o ambos se tarden en desarrollarse. A este niño le tomará más tiempo empezar a sentarse, usar las manos, gatear, caminar o hablar.

Los niños de desarrollo lento necesitan cuidados especiales. Si es posible, sus padres deben conseguir que los aconseje un promotor de rehabilitación o un fisioterapeuta. De cualquier modo, hay mucho que sus hermanos, hermanas y otros niños pueden hacer.

Más que nada, estos niños necesitan mucha atención. Necesitan que alguien juegue con ellos, y que les ayude o anime a jugar. Necesitan juguetes sencillos y cositas ruidosas y de muchos colores que les llamen la atención. Hay que hablarles y cantarles mucho. Todo esto les ayudará a desarrollarse más rápido. Y todas éstas son cosas que pueden hacer otros niños.

En la siguiente hoja de actividades hablaremos más de algunos modos de ayudar a un niño con desarrollo mental lento o dificultades para entender.

Cómo ayudar a un niño con discapacidad a aprender nuevas cosas

boy defecating squating down holding on to support
Una barra sencilla sobre horquetas puede aumentar la independencia de un niño que no se puede acuclillar bien para cagar.

Hay muchas maneras en que los niños pueden ayudar a un niño chiquito que tiene problemas especiales a aprender a hacer cosas nuevas. Aquí tiene algunas ideas.

  • ¡Diversión! Si pueden convertir los ejercicios en juegos, el niño aprenderá más rápido y todos se divertirán más.
  • Independencia. Ayuden al niño con discapacidad sólo lo necesario. Anímenlo a hacer lo más posible por sí mismo.
  • Paso a paso Recuerden, para un niño con discapacidad algunas cosas son muy difíciles de hacer. Anímenlo a hacer cada vez más por sí mismo, pero poco a poco. Si le exigen demasiado, puede que se desanime y ya no quiera hacer nada.
  • Muéstrenle que les importa. Muéstrenle al niño el gusto que les da que él aprenda algo nuevo. Felicítenlo cuando haga algo bien o cuando trate de hacerlo bien.
  • Mente y cuerpo. Jueguen mucho con el niño de maneras que no sólo le ayuden a desarrollar el cuerpo, sino también la mente. Hablen con él y cuéntenle historias. Vuélvanse amigos.


UN EJEMPLO: Pablo no puede aprender a gatear. ¿Cómo le podríamos ayudar, usando las sugerencias anteriores? Quizás sus hermanos y hermanas mayores, u otros niños, podrían ‘jugar a gatear’ con él.

Nota: En la PARTE 1 de este libro, sobre todo en los Capítulos 34 y 35, encontrará muchas otras ideas de cómo los niños pueden ayudar a un niño de desarrollo lento.


children encouraging child to crawl Dos niños pueden sostener parte de su peso mientras trata de gatear. Otro niño lo puede animar ofreciéndole un juguete o una fruta. Anímenlo a gatear hacia la fruta. Felicítenlo cuando trate de hacerlo.

Jueguen así todos los días. A medida que Pablo se ponga más fuerte, podrán sostenerlo menos. Y quizás con el tiempo llegue a gatear sin ayuda.
DVC Ch47 Page 436-3.jpg
Niños en México ‘jugando a gatear’

Historias

El contar historias es otra manera de ayudar a los niños a entender las necesidades y habilidades de los niños con discapacidad y los modos de ayudarles. Usted puede inventar cuentos. Pero aún mejor son las historias basadas en hechos reales, en las que un niño con discapacidad ha logrado algo importante, o un grupo de niños ha tenido éxito mejorando la vida de un niño con discapacidad. La historia que relatamos a continuación es un ejemplo de ambas cosas.



Esta página se actualizó el 27 may 2020