Hesperian Health Guides

Para entender mejor a los niños con problemas especiales

Pídale a una clase o a un grupo de niños que hable sobre los niños que tienen algún problema especial o ‘impedimento’. Haga preguntas como éstas:

Un niño con muletas
  • ¿Conocen a algún niño que no puede caminar, correr, hablar o jugar como ustedes?
  • ¿Por qué no puede este niño hacer todo como ustedes?
  • ¿Tiene él la culpa?
  • ¿Cómo tratan los demás a este niño? ¿Lo tratan bien? ¿Se portan mal con él? ¿Se ríen de él? ¿Lo incluyen en sus juegos?
  • ¿Cómo se sentirían ustedes si tuvieran un problema así? ¿Cómo les gustaría que los trataran los demás? ¿Les gustaría que se rieran de ustedes? ¿Que no les hicieran caso? ¿Que sintieran lástima por ustedes? ¿Que jugaran con ustedes y fueran sus amigos?


Los niños entenderán mejor al niño con discapacidad si se pueden poner ellos mismos en su lugar. Pueden crear un juego en el que un niño finge que tiene una discapacidad. Diferentes niños se portan de distintas formas. Algunos son amistosos. Otros se burlan del niño ‘discapacitado’. Unos no le hacen caso. Otros sí. Deje que los niños propongan sus propias ideas y las actúen a su manera.
niños jugando 'descapacitado'
Por ejemplo, le pueden amarrar un palo en la pierna a un niño y luego jugar a las carreras o a la roña con él.
Niño con discapacidad caminando hacia sus amigos

Después de un rato, otro niño puede jugar el papel del niño con discapacidad. Procure que a varios niños les toque actuar así. Trate de que el ‘impedimento’ parezca real.

También pregúnteles a los niños qué podrían hacer para facilitarle la vida al niño con discapacidad y hacérsela más agradable. Pídales a los niños que actúen lo que sugieran. Por ejemplo:

Niños jugando con canicas sentados
Podríamos incluirlo en juegos que él pueda jugar bien, sin que importe su discapacidad.
niño con discapacidad tratando de atrapar amigos con los pies atados
Podríamos "convertirnos" nosotros mismos en 'discapacitados' mientras que jugamos, o darle a él alguna ventaja para estar todos parejos. ¡Por ejemplo ... nos podríamos amarrar los pies!
En vez de reírnos de él cuando no pueda hacer algo bien, deberíamos animarlo a que haga las cosas lo mejor que pueda, y como sea que pueda.
¡Te pesqué!


niña sentada con las piernas cruzadas que están atadas

Para una discapacidad más severa, el grupo de niños puede buscar formas de descubrir ‘cómo se siente’ estar así. Por ejemplo, para entender a un niño que casi no tiene uso de sus piernas, los niños podrían amarrar a una de sus compañeras así.


niña gateando con las piernas cruzadas
¿Qué? ¿Se supone que tengo que así a la escuela?




Luego le pueden pedir que haga algunas de sus actividades diarias—que se mueva de un lugar a otro, que vaya al baño y que vaya a la escuela.

niños empujando a la niña con discapacidad en una carretilla
Quizás podríamos llevarla a la escuela todos los días en una carretilla.
Nos podemos turnar todos. ¡Seria divertido!

Después de hablar con la niña sobre sus dificultades, los niños pueden buscar maneras de ayudarle.

Nota: Con la ayuda de su maestro o de sus padres, los niños pueden hacer sillas de ruedas y otros aparatos sencillos para los niños con discapacidad. En la PARTE 3 de este libro mostramos algunos diseños sencillos.


niños hablando de niña en silla de ruedas
Nosotros los niños podriamos hacer una collecta para comprarle una silla de ruedas. Así podría ir de un lugar a otro sin tanta ayuda.
O podríamos hacerle una silla de ruedas con una silla vieja y un par de llantas de bicicleta. Mi papá es carpintero y seguro que nos ayuda.

RECUERDE: Por lo general, los niños son amables con un niño con discapacidad grave. Y pueden ser más crueles con alguien que tiene un problema menos grave, como por ejemplo, un niño que sólo cojea.



Habla la niña con las piernas unidas por la rodilla.
¡Esto está dificil! Tengo miedo de caerme.

Ayude a los niños a entender las dificultades de cualquier niño con discapacidad del pueblo.

Por ejemplo, si hay un niño con las piernas espásticas, que tiene dificultades para caminar porque se le juntan las rodillas, pídale a un niño que trate de caminar con las rodillas amarradas con un pedazo de cámara de llanta.

Niño caminando sobre una tabla colgante
Para que entiendan los problemas de un niño con mal equilibrio (parálisis cerebral), pídale a uno de los niños que camine sobre una tabla colgante (u otra cosa que se mueva.)
Zapato con piedritas adentro, piedritas atados a la planta del pie, habla un niño con piedritas atados a la planta de los pies.
!No! ¡Yo no juego! Me duelen mucho los pies cuando camino.



Si en el pueblo hay un niño con artritis algunos de los niños se pueden poner piedritas en los zapatos o amarrarse piedritas a las plantas de los pies con trapos. Luego los demás niños los pueden invitar a jugar y a correr. Pregúnteles a los niños por qué quizás un niño con artritis no quiera jugar ciertos juegos.

Pregúnteles a los niños, “¿Conocen a algún niño que no pueda usar las manos tan bien como ustedes?” Si contestan que sí, ayúdeles a ponerse en el lugar de ese niño. Organice a los niños por parejas.

Un niño le puede amarrar a otro la mano con un trapo para que no pueda mover bien los dedos.
Paño envuelto alrededor de la mano varias veces.
Niño tratando de usar una cuchara con la mano cubierta con un paño varias veces.
Ahora pídale al niño que trate de:
  • escribir
  • hojear un libro
  • llenar un vaso con agua
  • comer
  • sacarse algo del bolsillo
  • abrocharse la camisa


Pídales a los niños que traten de encontrar modos de hacer estas cosas más fácilmente. Por ejemplo, pueden amarrar tiras de tela o cámara de llanta alrededor del lápiz o la cuchara para que sean más fáciles de agarrar.

Lápiz con paño envuelto alrededor, cucharas con paño envuelto alrededor.
Alambre de forma triangular unido a ambos lados del tubo.
gancho para abrochar botones

Cosas que un niño con discapacidad puede hacer bien

Chica extendiendo objeto a otra chica en silla de ruedas que habla.
A ver Marcela, tú que tienes las manos fuertes, ábreme este frasco porque yo no puedo.
Déjame ver si puedo.

Un niño con discapacidad no puede hacer todo tan bien como los demás niños. Pero por lo general, hay algunas cosas que puede hacer igual de bien o mejor. ¿Pueden los niños dar algunos ejemplos?

Un niño con las piernas débiles, que necesita caminar con muletas, generalmente tiene los brazos y las manos fuertes.

Un niño que no ve puede desarrollar mucho su capacidad de oír.

En vez de sentir lástima por el niño con discapacidad y fijarse sólo en sus limitaciones, es mejor reconocer sus dones y animarlo a desarrollarlos.

Natación

Niño nadando.

Muchos niños con las piernas débiles o paralizadas aprenden a nadar muy bien. Tienen los brazos muy fuertes por usar muletas y muchas veces logran nadar igual o mejor que los demás. Pero a veces no pueden llegar al agua, o los otros niños no los invitan...

El niño con muleta está solo mientras otros niños corren.
Unas cuantas palabras para que el niño con discapacidad se sienta incluido, o un poco de tiempo extra que se le brinde, pueden hacer una gran diferencia—y hacer que todos queden contentos.
El niño que usa muletas camina en brazos de sus amigos, otros niños llevan las muletas.

‘Sociodramas’ y teatro de niños

Para apreciar lo importante que es incluir a un niño con discapacidad en sus juegos y aventuras, el grupo puede hacer presentaciones de diferentes situaciones. Por ejemplo, podrían hacer una presentación de los 2 dibujos de la sección de natación. Después, los niños pueden discutir y decidir en cuál caso se sintieron mejor el niño con discapacidad y los otros niños y por qué.

DVC Ch47 Page 433-1.jpg
DVC Ch47 Page 433-2.jpg
Fotos de Ajoya, México


O los niños pueden representar una situación en la cual tratan de vencer cierto obstáculo o dificultad.

De esta manera, los niños empezarán a usar su imaginación para ayudar a resolver problemas.

Si algunas de las presentaciones de los niños salen muy bien, o recalcan bien ciertos puntos importantes, tal vez las puedan elaborar más. Y luego pueden montar pequeñas ‘obras de teatro’ para los demás niños de la escuela, para los padres y hasta para el pueblo entero.

(Se encuentran ejemplos de 2 sociodramas que presentaron en Ajoya los niños de la escuela junto con los promotores de salud y de rehabilitación. )


Esta página se actualizó el 01 feb 2021