Hesperian Health Guides

Hesperian Health Guides

Cómo almacenar el agua potable

Para garantizar que sea potable, el agua debe manejarse con cuidado mientras se transporta y debe almacenarse en recipientes que la protejan de una contaminación posterior. El agua almacenada en tanques descubiertos, o en tanques con paredes agrietadas, o con tapas sueltas o mal hechas, se contamina fácilmente con residuos animales y microbios.

Historia policiaca: ¿Cómo se contaminó el agua potable?

Esta actividad le ayudará a investigar cómo el agua de un pozo, manantial o grifo se contamina antes de ser consumida. La actividad puede realizarse con 4 o más personas.

Duración: media hora

  1. El facilitador explica al grupo que, para la actividad, deben desempeñarse como si fueran detectives de la salud, y a continuación les explica lo que tienen que hacer. Por ejemplo: 10 familias recogen agua potable del pozo. Durante los siguientes días, uno de los niños de la familia se enferma por haber tomado agua contaminada en la casa. Las otras familias están bien. La tarea de los “detectives” es averiguar cómo se contaminó el agua después de sacarla del pozo.
  2. El facilitador pide 2 ó 3 voluntarios, que se retiran hasta un lugar donde el resto del grupo no los pueda oír, y el facilitador les explica que su tarea será dar “pistas” mientras el grupo les hace preguntas para tratar de descubrir cómo se pudo contaminar el agua. Más adelante, antes de que el grupo se junte de nuevo, el facilitador puede explicarles a los voluntarios (o pedirles que decidan rápidamente) cómo fue que el agua se contaminó.
  3. El grupo luego pregunta por turno a los voluntarios, que responden sólo con pistas hasta que alguien pueda adivinar correctamente cómo se contaminó el agua.
  4. Si el grupo es grande, se puede dividir en varios equipos. Limite el número de preguntas, permitiendo por ejemplo a cada equipo o persona hacer hasta 4 preguntas. El primer equipo o persona en adivinar correctamente será el ganador.

¿Estaba la jarra cubierta todo el tiempo?
Estaba cubierta después de traerla a casa.

Repita la actividad varias veces cambiando los motivos por los que se contaminó el agua. Más adelante, el facilitador podrá dirigir una discusión para investigar las diferentes formas en que el agua potable se puede contaminar. Explique las medidas que pueden tomarse para mantener limpia el agua potable y cómo lograrlo en el hogar y en toda la comunidad.

Mantenga limpios los recipientes de agua

Los recipientes con boca estrecha son los más seguros para almacenar agua.

El agua almacenada se puede contaminar cuando la gente la toca con las manos sucias, cuando se pone en un recipiente sucio, cuando le cae tierra o polvo y cuando se usan vasos sucios. Para evitar que el agua de su hogar se contamine, haga lo siguiente:

  • Lávese las manos antes de recolectar o transportar agua.
  • Lave y cubra el recipiente que usa para transportar el agua.
  • Limpie a menudo el recipiente donde almacena el agua en su casa.
  • Evite poner los recipientes de agua sobre el piso, y manténgalos fuera del alcance de animales.
  • Vierta el agua sin tocar la boca del recipiente o utilice un cucharón limpio y de mango largo para sacar el agua del recipiente.
  • Lave todos los vasos que se usan para beber.
  • Nunca almacene agua en recipientes que hayan sido usados con plaguicidas o sustancias químicas peligrosas, incluso si los ha limpiado.
  • De ser posible, no purifique más agua de la que necesita a diario, normalmente menos de 5 litros por persona por día para beber y cocinar.

Tape los tanques y las cisternas

Las cisternas y tanques cerrados son más seguros para almacenar agua que los estanques abiertos porque los zancudos y los caracoles no pueden vivir en tanques cerrados. Al cubrir las cisternas también se reduce la pérdida de agua por evaporación. Si el agua se acumula en estanques o zanjas, cavando más profundo se evitará que el agua se evapore en el aire y así se reducirá la evaporación.

Las cisternas deben ubicarse lo más cerca posible del lugar donde se usan.

Repare las goteras de agua

Una gran cantidad de agua se puede perder por goteras, evaporación (cuando el aire seca el agua) o infiltración (cuando el suelo absorbe el agua). Para conservar agua, repare o cambie los tubos, tomas de agua y tanques rotos en cuanto aparezcan goteras. Las goteras también son una seña de posible contaminación, porque los microbios y la suciedad entran en los tanques y tubos a través de las grietas.


Otros idiomas