Hesperian Health Guides

Cómo captar agua de lluvia

La captación de agua de lluvia es uno de los medios más seguros y eficaces para recolectar agua. El agua de lluvia es potable, excepto en zonas donde el aire está muy contaminado. La captación de agua de lluvia es una buena solución para solucionar la escasez del agua y garantizar su seguridad.

Pueden colocarse tanques sobre el suelo, junto a la casa, para recibir el agua de lluvia que cae del techo y se ha desviado hasta ellos. Los techos de lata o metal corrugado son los mejores para captar el agua de lluvia. Los techos de paja no sirven porque atrapan mucha tierra que puede ensuciar el agua. Los techos de plomo, asbesto o alquitrán contienen sustancias químicas que contaminan el agua. Asegúrese de que el tanque esté limpio y que nunca haya sido utilizado para almacenar sustancias tóxicas como aceite o plaguicidas.

EHB Ch6 Page 86-1.png
Un techo de lámina sirve para captar agua de lluvia.

Los depósitos superficiales se usan para captar el agua que escurre sobre el suelo. Para construir un depósito simple se cava un hoyo en la tierra y se apisona la tierra o se reviste con arcilla, azulejo, concreto o plástico. Estos depósitos sirven para darles agua a los animales o para tener agua para bañarse. Si un depósito se usa para almacenar agua para beber, debe cercarse para mantener fuera los animales. Además, antes de tomar el agua, ésta debe purificarse para hacerla potable, aplicando los métodos descritos en "Cómo purificar el agua para beber".

El agua recolectada en techos o en depósitos también se puede enviar a cisternas subterráneas para su almacenamiento. Es un buen medio para mantener el agua fresca y tapada. También podría resultar más económico que construir o comprar tanques superficiales.

Convierta el agua de lluvia en agua potable

Para que sea potable, el agua recolectada debe mantenerse libre de contaminación. Para garantizar que el agua de lluvia captada sea potable:

  • Limpie el tanque, el tubo de entrada, el techo y los canales de desagüe antes de la temporada de lluvias.
  • Nunca recoja agua en recipientes que hayan sido utilizados para aceites, plaguicidas u otras sustancias tóxicas.
  • Deje que la primera lluvia de cada año escurra por el tanque de captación para que lo limpie.
  • Tape el tanque y cubra los tubos de entrada con una malla milimétrica para impedir que entren insectos, hojas y tierra. Esto también evitará la proliferación de zancudos.
  • Si es posible, saque el agua sólo por medio de grifos. Si el agua se retira mediante cubos u otros recipientes que se sumergen dentro del tanque, compruebe que estos estén limpios.
  • Para mayor seguridad, agregue cloro al tanque o conecte un filtro de agua al tanque.
  • Trate de no agitar o mover el agua para que la tierra o microbios (si los hay) se mantengan asentados en el fondo.
  • Barra el techo de vez en cuando para que el agua de lluvia se mantenga limpia.


Captación comunitaria de agua de lluvia en el desierto

Uno de los medios para captar agua de lluvia en el desierto de Rajastán, India, consiste en el uso de estanques comunitarios llamados “naadi”. Cualquier habitante del pueblo, o incluso las personas que están de paso, puede usar agua del naadi.

EHB Ch6 Page 87-1.png

Todos los habitantes del pueblo trabajan para cuidar el naadi. Leyes antiguas prohíben cortar cualquier árbol cerca de los bordes del naadi, o en la zona donde el agua de lluvia se acumula y escurre hacia el naadi. El ganado se mantiene alejado del naadi, y a las personas no se les permite orinar o defecar en sus alrededores. Una vez al mes, en los días sin luna, el pueblo entero trabaja para sacar la arena y los sedimentos que se hayan acumulado en el naadi. Este trabajo hace más profundo el estanque y ayuda a eliminar los microbios que se hayan depositado en el fondo. Después de limpiar el naadi, los habitantes del pueblo dejan que el agua se asiente para que se vuelva a aclarar. De esta forma, la comunidad se une para proteger su agua.