Hesperian Health Guides

Señas que podrian indicar que un niño tiene problemas de la vista

  • Los ojos o los párpados están rojos, tienen pus o constantemente forman lágrimas.
  • Los ojos se ven opacos, arrugados o empañados, o tienen Ilagas u otros problemas obvios.
  • Una o ambas pupilas (el centro negro del ojo) se ven grises o blancas.
  • A los 3 meses de edad, el bebé no sigue con los ojos una luz o un objeto que se mueve frente a ellos.
  • A los 3 meses de edad, el niño todavía no trata de agarrar cosas que están frente a él, a menos que hagan ruido o lo toquen.
  • Ojos ‘bizcos’, o un ojo ‘se va de un lado’ o se mueve de una forma diferente que el otro. (Es normal que un bebé tenga los ojos un poco bizcos hasta los 6 meses.)
  • El niño entrecierra los ojos o inclina la cabeza para ver las cosas.
  • El niño es más lento que otros niños en empezar a usar las manos, a moverse o a caminar, o a menudo se tropieza o es muy torpe.
  • El niño muestra poco interés en los objetos de colores vivos o en los dibujos y los libros, o se los acerca mucho a la cara.
  • Tiene dificultades para ver después de que se pone el sol (ceguera nocturna).
  • En la escuela, el niño no alcanza a ver las letras del pizarrón. O no puede leer libros con letras chicas, o se cansa o le duele la cabeza cuando lee.


Si un niño muestra alguna de estas señas, revísele la vista, y si es posible, llévelo a que lo vea un promotor de salud o un especialista de los ojos. A veces, es posible salvar la vista con medidas medidas preventivas o un tratamiento temprano.

Hablamos de los métodos para revisar si un bebé puede ver y para medir la visión de los niños en las actividades NIÑO-a-niño, y en Ayudar a los niños ciegos.



Esta página se actualizó el 27 may 2020