Hesperian Health Guides

Prevencion de la ceguera

La mejor manera de prevenir la ceguera es manteniendo a los niños bien alimentados, limpios y saludables. Durante el embarazo, la madre también necesita comer suficientes alimentos nutritivos y evitar las medicinas que podrían dañar al bebé. Para más información, vea un libro como Ayudar a los niños ciegos o póngase en contacto con los grupos que mencionamos en Otros recursos.

En breve, éstas son varias de las medidas para prevenir la ceguera en niños:

  • Si está embarazada, manténgase alejada de las personas con rubéola y otras enfermedades infecciosas, evite medicinas peligrosas y trate de comer bien.
  • Proteja los ojos de todos los bebés poniéndoles pomada de eritromicina o tetraciclina al nacer. (Vea la "Causas de la ceguera").
  • Vacune a los niños contra todas las enfermedades infecciosas que sea posible.
  • Dele leche de pecho a su bebé el mayor tiempo posible.
  • La madre y el niño deben alimentarse bien. Deben comer alimentos ricos en vitamina A. Muchas veces, a los niños les da diarrea y xeroftalmía (‘resequedad de los ojos’) cuando se les deja de dar pecho. Así que cuando el bebé empiece a comer otros alimentos, dele papaya molida u otras comidas con vitamina A, todos los días.
  • Mantenga al niño y la casa limpios. Construya y use letrinas, y manténgalas cubiertas. Trate de protegerse contra las moscas. Lávese las manos con agua y jabón, sobre todo antes de comer y después de ir al baño.
  • Manténgale limpios los ojos al niño. Si están infectados o tienen pus, láveselos seguido con un trapo limpio mojado con agua limpia, y consulte a un promotor de salud.
  • A los niños con sarampión deles alimentos con mucha vitamina A (o vitamina A en cápsulas, vea la "Causas de la ceguera"), porque con el sarampión aumenta el peligro de que les dé xeroftalmía.
  • A todas las personas con señas de trácoma trátelas inmediatamente. Para el tratamiento de diferentes problemas de los ojos consulte a un promotor de salud o un libro como Donde No Hay Doctor.
  • Mantenga los objetos puntiagudos, balas, explosivos, ácidos y lejía fuera del alcance de los niños y explíqueles por qué son peligrosos. Adviértales que es peligroso aventar al fuego botellas cerradas, latas o balas. También explíqueles cuáles plantas pueden dañarles los ojos. (Por ejemplo, el jugo de la hiza, una higuera venenosa de México, puede quemar los ojos como la lejía.) Trate inmediatamente cualquier herida del ojo.
  • Enseñe a los niños a no tirar piedras o palos a otras personas
  • Esté pendiente de cualquier seña de problemas con los ojos y dificultades para ver en los bebés y niños. Revise si ven bien a los 2 meses de edad y antes de que empiecen a ir a la escuela.
DVC Ch30 Page 256-1.png
  • Organice a los niños para que les revisen la vista a sus hermanitos y hermanitas. (Vea NIÑO-a-niño).
  • Ayude a todos a entender que es posible prevenir casi todos los tipos de ceguera en niños. Enséñele a la gente lo que se puede hacer.
  • Hablamos de las precauciones especiales para proteger los ojos que han perdido la sensibilidad en el Capítulo 26 sobre la lepra.



Esta página se actualizó el 27 may 2020