Hesperian Health Guides

Hesperian Health Guides

La diabetes

¿Qué es la diabetes?

Los alimentos que comemos se convierten en azúcar que pasa a la sangre cuando nuestro cuerpo los aprovecha. A este azúcar se le llama glucosa, y nuestro cuerpo la usa para obtener la energía que necesitamos. No son solamente los alimentos dulces los que se convierten en glucosa, pero otros alimentos también se convierten en glucosa, en especial los alimentos que tienen mucho almidón, como el arroz, el maíz, las papas y los camotes, el pan y otros alimentos hechos con harina de trigo.

Tener diabetes significa tener demasiada glucosa en la sangre. Con la diabetes, en lugar de darnos energía, el azúcar se acumula en la sangre y daña el cuerpo.

Mantenga un pedazo de pan blanco dentro de la boca. ¿Puede saborear lo dulce
que es?

El tipo de diabetes más común se llama diabetes Tipo 2. Las causas de la diabetes Tipo 2 son poca actividad física, comer alimentos no saludables, especialmente los que son procesados y empacados, y un aumento en el estrés y desigualdad en nuestras vidas. La diabetes es una enfermedad “crónica”, es decir, que puede mejorar o empeorar, pero nunca desparece por completo.

Para vivir mejor con la diabetes, es muy importante controlar la cantidad (nivel) de azúcar en la sangre. La diabetes es peligrosa porque un nivel alto de azúcar en la sangre puede causar problemas como la ceguera, la pérdida de un pie o un dedo, el no poder tener relaciones sexuales, un derrame cerebral e incluso la muerte. Cuando logramos mantener un bajo nivel de azúcar en la sangre, evitamos estos problemas, y la vida puede seguir de manera productiva y saludable. A esto se le llama un buen “manejo” o “control” de la diabetes.

¿Puede estar saludable cuando tiene diabetes?

Las medicinas y la atención médica no curan la diabetes. Pero las personas con diabetes pueden llevar una vida saludable si logran entender la enfermedad y cuidan su manejo ellas mismas. Lo más importante es comer alimentos saludables, hacer ejercicio, mantener limpios los dientes y las encías, cuidar los pies, buscar la manera de reducir el estrés y descansar lo suficiente. En algunos casos, también hay que tomar medicinas.

Las promotoras de salud también pueden tratar la diabetes cuando reúnen a las personas en grupos de apoyo que se enfocan en aprender acerca de su enfermedad y a cuidarse.
Fue difícil decirle a mi familia que yo necesitaba comida más saludable. Pero ven que me siento mejor y ahora entienden que si cambiamos lo que comemos todos también puede mejorar la salud de ellos.

Señas de diabetes

Es difícil reconocer las señas tempranas de la diabetes. A veces es posible que no haya ninguna seña. Muchas personas tienen diabetes sin saberlo.

Señas que pueden deberse a la diabetes
  • Sed
  • Orinar a menudo
  • Visión borrosa
  • Falta de energía o se cansa muy fácilmente
  • Heridas que tardan en sanar
  • Pies que se le duermen o entumen
  • Infecciones vaginales frecuentes por hongos


Estas señas son comunes en muchos problemas de salud, por lo que es imposible saber si una persona tiene diabetes solo por estas señas. Hágase un examen de la sangre para estar seguro.

Señas de peligro

Si el nivel de azúcar en la sangre sube demasiado, causa:

  • Extrema sed
  • Extrema debilidad, sueño o confusión
  • Hambre
  • Pérdida de peso, aun cuando la persona come suficiente


Una persona con estas señas de peligro debe hacerse un examen y recibir tratamiento inmediatamente. Si no se atienden, una persona se puede morir por tener azúcar alta en la sangre. Vea Azúcar alta en la sangre (hiperglicemia).

Problemas que resultan de la diabetes no controlada

Si la diabetes no se trata durante meses o años, el nivel alto de azúcar puede dañar los órganos, los nervios y los vasos sanguíneos. Esto causa graves problemas y puede causar daño permanente al cuerpo, incluso la muerte.

derrame cerebral (parálisis)
ceguera
infecciones de las encías, pérdida de dientes
infarto (ataque al corazón)
insuficiencia renal (de riñones)
pérdida del deseo sexual, relaciones sexuales con dolor
- en hombres: no poder tener una erección
- en mujeres: infecciones vaginales por hongos
infecciones de la piel que no sanan, úlceras
se le duermen o duelen partes del cuerpo (neuropatía)

Tener demasiado azúcar en la sangre puede dañar al sistema nervioso. Muchas personas con demasiado azúcar empiezan a sentir dolor en los pies o se les entumecen los pies. Tener demasiado azúcar también causa problemas en la circulación de la sangre, que pueden causar lesiones en la piel que tardan en sanar. La persona puede cansarse fácilmente. Los niveles altos de azúcar en la sangre pueden dañar los ojos y los riñones, que causa que no funcionen bien o dejen de funcionar por completo.

Todos estos problemas son peores cuando también:

La presión alta hace que su corazón no pueda hacer circular bien la sangre, lo cual daña otros órganos y causa que se eleve el azúcar en la sangre. Fumar también causa presión alta y hace más probable un infarto o derrame cerebral (vea Problemas del corazón, en proceso de desarrollo). Es importante que la persona con diabetes deje de fumar y baje su presión.

Pero la diabetes no tiene que causar estos problemas. Comer alimentos saludables, hacer suficiente ejercicio y bajar el estrés pueden ayudar a controlar el azúcar en la sangre. Las infecciones de los pies y de la boca se pueden prevenir si aprende algunas formas de cuidar sus pies, dientes y encías.

Tipos de diabetes

Hay 3 tipos de diabetes:

La diabetes Tipo 1 normalmente se presenta en gente joven y comienza muy rápido. La causa del Tipo 1 es desconocida. Es mucho menos común que el Tipo 2.

Si un niño o una niña o una persona joven siente sed casi todo el tiempo, se siente cansado o baja de peso a pesar de comer bien, debe hacerse un examen de la sangre inmediatamente. Si tiene diabetes Tipo 1, necesita recibir tratamiento de inmediato.

Tener la diabetes Tipo 1 significa que el cuerpo de la persona no puede procesar bien el azúcar. Tendrá que inyectarse una medicina que se llama insulina todos los días de su vida. Necesitará insulina y cierto equipo, así como información y apoyo para usarlos correctamente.
Es muy común inyectar la insulina en la barriga.
¿Le preocupa la diabetes?

Venga a la charla con la promotora de salud hoy en la tarde.
Clinica Comunitaria

La diabetes Tipo 2 normalmente empieza en adultos y comienza lentamente, pero le puede dar también a la gente joven. La mayoría de las personas con diabetes tiene Tipo 2, y a eso se dedica la mayor parte de este capítulo.

Las personas que comen más alimentos procesados en fábricas, azucarados o con mucho almidón, y que además no hacen mucho ejercicio, son más propensas a tener diabetes Tipo 2. Igual que las personas con mucha barriga, que tienen familiares con diabetes o que han pasado hambre durante largos períodos de tiempo.

El tratamiento de la diabetes Tipo 2 empieza con comer sano, tener más actividad física y bajar el estrés. Las personas con Tipo 2 también pueden beneficiarse del tratamiento con medicinas o plantas medicinales.

La diabetes gestacional es un tipo de diabetes Tipo 2 que se presenta en algunas mujeres embarazadas. Una mujer con diabetes gestacional tendrá azúcar alta en la sangre, y el bebé en su vientre también tendrá lo mismo. Después del parto, el nivel de azúcar de la mujer puede bajar a lo normal, o ella puede desarrollar diabetes Tipo 2.

Las mujeres con diabetes gestacional pueden tener embarazos difíciles, y sus bebés tienden a crecer demasiado en el vientre, lo que dificulta el parto. Una mujer con diabetes debe dar a luz en un hospital en caso de que se necesite una cesárea. El bebé puede nacer con niveles bajos o elevados de azúcar en la sangre, o con problemas para respirar.

Generalmente la diabetes gestacional se maneja con una alimentación sana y a veces con medicinas o planta medicinales.

La mayoría de las mujeres que tienen diabetes dan luz a bebés sanos.



es.hesperian.org