Hesperian Health Guides

Mas informacion sobre la artritis juvenil

Hay 3 tipos de artritis juvenil:

  1. Con fiebre: Por ratos durante el día, el niño tiene fiebre, salpullido, y se siente mal y cansado. Se ve muy enfermo. El dolor de coyunturas no es lo principal, y comienza días o meses después de las otras señas. El niño puede estar muy anémico (se ve pálido).
  2. Con muchas coyunturas afectadas: El niño siente mucho dolor en más de 5 coyunturas, y se mueve muy poco. A menudo se forman contracturas severas. El niño no crece mucho y se retrasa su desarrollo sexual.
  3. Con pocas coyunturas afectadas: Hay dolor en menos de 5 coyunturas. La artritis puede afectar otras coyunturas después de varios meses o años. Si afecta la espalda, es más probable que el niño tenga artritis severa de adulto. La artritis puede afectar los ojos, causando iritis y ceguera.
    eye with iritis
    iritis

¿Cuál es la causa?

No se conoce la causa exacta de la artritis juvenil, pero se sabe que tiene algo que ver con el ‘sistema de inmunidad’ del cuerpo (defensas contra las enfermedades). Este sistema empieza a atacar no sólo los gérmenes sino también partes del cuerpo. Sólo en pocos casos es la artritis juvenil un problema hereditario (de familia). No tiene que ver con el clima, la alimentación ni la manera de vivir del niño. No la causa algo que sus padres hayan hecho. No es contagiosa (no se pega). No afecta la inteligencia.

¿Que le pasará al niño? ¿Mejorará o empeorará?

El curso de la enfermedad varía mucho. Hay períodos en que al niño le duelen mucho las coyunturas y otros en que le duelen menos. Generalmente el dolor de coyunturas y la discapacidad van aumentando durante varios años, luego disminuyen poco a poco. De cada 3 niños, 2 dejarán de tener artritis activa después de 10 años, aunque el daño ya hecho a las coyunturas podrá causarles cierta discapacidad permanente. Algunos niños seguirán teniendo artritis cuando sean adultos, pero usualmente será más leve.

La mayoría de los niños con artritis podrán caminar, trabajar y llevar una vida plena y feliz cuando sean adultos.


¿Cómo afecta la artritis al niño y a su familia?

Un niño con artritis severa sufre mucho. Después de una noche sin poder dormir por el dolor, el niño puede estar de mal genio, triste y cansado. Pero cuando tenga menos dolor, puede que sea muy amistoso y vivaz.

Como la artritis muchas veces empeora durante varios años, a pesar de todos los esfuerzos por detenerla, el niño y su familia pueden perder las esperanzas y dejar de luchar.

Además, es posible que la familia no entienda cómo sufre el niño, porque la causa del dolor no es obvia. (En niños con artritis, generalmente las coyunturas no se enrojecen como en los adultos.) Por eso, a veces la familia puede creer que el niño es muy ‘llorón’ o enfadoso. El niño puede sentirse abandonado o culpable. Es una situación difícil para toda la familia.

La familia necesita la ayuda y el apoyo de vecinos comprensivos, promotores de salud, y, si es posible, de un promotor de rehabilitación. Necesita entender que si el niño hace sus ejercicios y terapia y toma sus medicinas—aunque tenga que hacerlo varios años—habrá esperanza de que mejore. Si el niño hace su terapia jugando con otros niños y con sus familiares, se beneficiará tanto su cuerpo como su espíritu.

PROBLEMAS SECUNDARIOS

Cuando algunas partes del cuerpo no se mueven o no hacen el suficiente ejercicio es común que se formen contracturas en las coyunturas. Con el tiempo, los huesos pueden dislocarse (zafarse). Además, los músculos que enderezan los brazos y las piernas se debilitan mucho. Pero con suficiente movimiento y ejercicios, y manteniendo buenas posiciones, todos estos problemas pueden prevenirse o disminuirse.



Esta página se actualizó el 20 nov 2019