Hesperian Health Guides

Combustible para cocinar y calentar

La madera, los residuos de cosechas, el carbón y el estiércol son los combustibles más usados para cocinar. Sin embargo, al arder todos estos combustibles producen contaminación y problemas respiratorios. Además, el carbón y la leña son escasos en ciertos lugares.

EHB Ch17 Page 363-1.png
Si los residuos de las cosechas se pican y se mezclan con agua, y luego se compactan y se dejan secar, se producirá un combustible de llama menos contaminante.


Mucha gente está recurriendo a otros combustibles para cocinar, tales como la luz solar, residuos procesados de plantas (cáscara de arroz y otros residuos de cultivos que se convierten en pelotitas o barras compactadas) y biogás (un gas producido mediante la putrefacción de material vegetal de plantas y excrementos humanos y animales).

Residuos de las cosechas

En muchos lugares se utilizan como combustible los residuos secos de las cosechas, tales como cáscaras de arroz y maíz, y la corteza de coco. Cuando estos materiales se queman sin procesarlos producen mucho humo y pueden ser un peligro para la salud. Sin embargo, si se machacan y compactan en pequeños bloques se puede lograr que ardan más tiempo y produzcan menos contaminantes.

Para hacer estos bloques compactos se necesita una maquina especial y una fuente de energía, y ambos pueden ser costosos. A algunas personas no les gusta el sabor de la comida que se cocina con los bloques compactados. Sin embargo, pueden ser muy útiles en lugares donde el combustible es escaso y la gente quiere limitar el uso del carbón y el carbón vegetal.

EHB Ch17 Page 363-2.png
Si la leña se apila dentro de la casa se secará más y producirá menos humo al quemarse.

Leña

La madera es uno de los mejores recursos como combustible pero en muchos lugares es escasa. Para conservar estos recursos valiosos del bosque y reducir el humo, utilice leña seca, cortada en pequeños pedazos.

Biogás

El biogás, un gas natural compuesto principalmente de metano, es una fuente valiosa de energía. El biogás se produce cuando se convierte la materia orgánica de los desechos humanos, animales y de las plantas en energía. Así se transforma los desechos en un recurso menos dañino para el medio ambiente y para la salud de la comunidad que otros combustibles (para mas información vea la sección de otros recursos sobre la salud ambiental).

Cómo cocinar con luz solar

El calor del sol puede utilizarse para cocinar en estufas solares. Muchas de estas estufas son más lentas que las hogueras o estufas con fogón de llama. Sin embargo, es posible economizar combustible si la estufa solar se utiliza cuando el sol esté ardiente y la estufa normal del hogar se usa sólo por la noche o cuando el clima esté nublado. Algunas de estas estufas se pagan por sí mismas en unos cuantos meses porque reducen los gastos de carbón, gas o leña. Las estufas solares también se pueden usar para desinfectar el agua para beber.

Guía para cocinar con luz solar

Son muchos los tipos de estufas solares, pero todas:

EHB Ch17 Page 364-1.png
  • Convierten la luz solar en energía. Las superficies oscuras se calientan bajo el sol. La comida se cocina mejor en ollas metálicas, delgadas, oscuras y poco profundas, con tapas que cierren bien para mantener adentro el calor y la humedad.
  • Retienen el calor. La olla oscura se encierra con material transparente a su alrededor, lo que permite capturar y mantener el calor. Para hacerlo, ponga una lámina de vidrio en la parte superior, una vasija boca abajo, o una bolsa de plástico tipo “HDPE”, transparente y resistente al calor.
EHB Ch17 Page 364-2.png
Tapa de vidrio
Reflectores
  • Capturan más luz solar. Superficies brillantes reflejan la luz solar en la olla para que la comida se cocine más rápido. Con papel de aluminio pegado sobre cartón se pueden hacer superficies brillantes muy económicas. Las hojas metálicas o la pintura metálica no reflejan lo suficiente, por lo que no resultan eficaces.

¡IMPORTANTE! Nunca mire directamente el sol o las superficies brillantes de la

estufa mientras esté en uso, ya que esto podría hacerle daño a los ojos.

No utilice para construir la estufa solar materiales que se derritan o que emitan humo, como la espuma de plástico, el polivinilo y otros plásticos.

Cómo usar la estufa solar

Utilice una olla negra, con tapa negra o de vidrio transparente. Para poder cocinar rápido, corte los alimentos en pedazos pequeños y añada una pequeña cantidad de agua. Puede ser útil colocar una cobija u otro material aislante debajo de la estufa solar y colóquela a pleno sol justo antes y durante la hora más caliente del día. Asegúrese que la cara del colector solar está orientada al sol. Gire la estufa aproximadamente cada 30 minutos para orientarla directamente hacia el sol. Si una nube tapa el sol, ponga más material aislante alrededor de la estufa. Si la comida no se termine de cocinar, póngala en una hoguera o estufa de llama.

EHB Ch17 Page 364-3.png
EHB Ch17 Page 364-4.png
EHB Ch17 Page 364-5.png
Cocimiento rápido Cocimiento lento No se cocina