Hesperian Health Guides

¿Donde puede conseguir ayuda?

Un niño que no oye bien necesita mucha ayuda. Usted podrá conseguir ayuda en diferentes lugares, dependiendo de donde viva y de los recursos de su comunidad y de su país. Aquí tiene algunas ideas de quienes le pueden ayudar:

  • Las personas sordas de su pueblo pueden ser los maestros del niño. Hasta en los pueblos chicos generalmente hay personas que han estado sordas mucho tiempo. Probablemente habrán aprendido a comunicarse con señas y gestos. Si usted les pide a algunas de ellas que se vuelvan los amigos y maestros del niño, es muy posible que lo hagan con gusto. Puede que recuerden las dificultades y la soledad de su propia niñez y que quieran ofrecer el entendimiento y las oportunidades de aprendizaje que el niño sordo necesita.

    Las personas sordas pueden ser de gran ayuda, sobre todo si han aprendido el ‘lenguaje de señas nacional’ y si se pueden comunicar de lleno con las otras personas sordas. Si no hay personas así en su pueblo, pero sí en un pueblo cercano, quizás el niño las pueda visitar.
an older man communicating in sign language with a child while a woman watches.
Las personas sordas que han aprendido a comunicarse bien a menudo son los mejores maestros del niño sordo y de su familia.
  • Otras familias con niños sordos. Puede ser muy útil que varias de las familias de los niños sordos se reúnan, hablen de sus experiencias y aprendan en grupo. Los niños sordos más chicos pueden aprender de los niños mayores, o de los adultos sordos. Juntos pueden desarrollar alguna manera de comunicarse para que todos los niños y sus familias se entiendan entre sí.
  • La Asociación Nacional para Sordos (o algún otro grupo dirigido por sordos). Muchos países tienen asociaciones para las personas sordas. Estas pueden darle información sobre el lenguaje de señas nacional de su país, y quizás puedan enviarle libros para que su niño lo aprenda. Le pueden dar información sobre los programas de capacitación para la gente sorda (del gobierno, privados y religiosos) y pueden recomendarle los mejores. Quizás hasta se ofrezcan a capacitar a un promotor de salud, a un maestro, a un pariente del niño sordo o al niño mismo en las destrezas básicas de comunicación, con la condición de que él esté dispuesto a capacitar a otras personas.
  • Programas de ‘educación especial’ o escuelas para sordos. Muchos países tienen escuelas donde los niños sordos pueden vivir y recibir una capacitación especial. Algunas de estas escuelas son buenas y otras no. Los buenos programas prueban diferentes métodos de comunicación con cada niño y luego se concentron en lo que probablemente le servirá más al niño en su comunidad. Los malos programas tratan de hacer que todos los niños sordos se comuniquen sólo leyendo labios o hablando. En estos programas muchos niños pueden terminar fracasados, enojados o dañados emocionalmente. Trate de obtener los consejos de las personas sordas educadas.


El libro de Hesperian Ayudar a los niños sordos tiene muchas ideas para ayudar a los niños sordos a aprender un idioma y comunicarse al máximo de su capacidad. También ayudará a los padres a tomar buenas decisiones sobre el desarrollo de un niño que es sordo.




Esta página se actualizó el 20 nov 2019