Hesperian Health Guides

Cómo ayudar a un niño a oír mejor

A veces es posible ayudar a los niños que no están completamente sordos a oír mejor:

  • Si puede, pídale a un especialista que examine los oídos del niño y que revise cuánto oye. Unos cuantos niños nacen con el tubo del oído cerrado o con algún otro defecto en la estructura del oído. De vez en cuando es posible corregir un problema así con cirugía, y los niños llegan a oír mejor.

Nota: La cirugía no sirve para los niños que están sordos por causa de daño cerebral.


  • Los niños que no oyen bien porque tienen infecciones del oído pueden empezar a oír mejor si las infecciones son tratadas pronto y si se toman medidas para prevenir otras infecciones.
  • Algunos niños pueden oír mejor con los aparatos que hacen más fuertes los sonidos. Con un aparato, algunos niños pueden entender las palabras bastante bien, y pueden ser de gran ayuda para aprender a escuchar y hablar. A otros niños, un aparato les ayuda a oír mejor los sonidos, pero no les ayuda a distinguir las palabras. Si parece que un aparato beneficiará mucho a un niño, es mejor que él empiece a usarlo desde que tenga 1 ó 2 años.
El aparato más sencillo es una mano puesta detrás de la oreja. Sirve más una ‘trompeta para el oído‘ Puede usted hacer una usando un cuerno, un cartón o una lata.
A girl with her hand cupped behind her ear
A child hoding an ear trumpet to his ear
Aun mejor (para algunos niños) es un ‘aparato para oír’ de baterías. Pero usualmente éstos son muy caros. Para mejores resultados, debe ajustárselo al niño un trabajador especializado, después de haber examinado con cuidado cuánto oye el niño.
a hearing aid with parts described below.
micrófono
baterías
DVC Ch31 Page 262-3.png
Pieza que se pone en la oreja (mejor si está hecha justo a la medida de cada niño). Para un niño que está creciendo, necesitará cambiarla a menudo.
¡PRECAUCIÓN! Si le consigue un aparato al niño, asegúrese de pedir las instrucciones para mantenerlo limpio, seco y funcionando bien. Asegúrese de tener baterías extras y saber dónde conseguir más.
  • Es posible ayudar a los niños chicos que no oyen bien a escuchar más cuidadosamente, y a distinguir las diferencias entre varios sonidos:
A boy playing the drums

Pídale al niño que preste atención mientras usted hace diferentes sonidos. Cuando un burro rebuzne o cuando llore un bebé, diga en voz alta y clara: “Oye el burro” o “¿Qué fue eso?” Si el niño contesta o señala en la dirección correcta, felicítelo.

a woman speaking while feeding a child.
Te doy
sopa.

Pídale al niño que haga diferentes ruidos—golpeando cacerolas, tocando un tambor o unas campanas o lo que se le ocurra. Vea si se puede mover o si puede bailar al son de la música o de los tambores.

Háblele mucho al niño. Y cántele. Dígale el nombre de las diferentes partes del cuerpo y otras cosas. Pídale que las toque o que las señale. Felicítelo cuando lo haga. Pruebe qué tan cerca de la oreja del niño tiene usted que estar, o que tan fuerte tiene que hablar para llamarle la atención o para que él repita los sonidos que usted hace. Entonces trate de hablarle lo suficientemente cerca y fuerte. Hable con claridad, pero no grite.


Esta página se actualizó el 20 nov 2019