Hesperian Health Guides

Prevención de contracturas y deformidades en personas con parálisis

La prevención de las contracturas que resultan de una parálisis causada por la lepra es igual que la prevención de las contracturas en los pies y las manos que resultan de una parálisis por polio y de otras formas de parálisis. Pero la pérdida de sensibilidad dificulta la prevención.


Los ejercicios para mantener el movimiento están en el Capítulo 42.

  • Los ejercicios para evitar que se engarroten permanentemente las manos se pueden hacer:

enderezando suavemente los dedos así:

La mano derecha garra se abre estirando los dedos con la mano izquierda

y así:

Una mano normal con dedos planos y mano recta y una mano en forma de garra

Abra los dedos lo más que pueda sin ayuda. Luego use la otra mano para abrirlos completamente. Ciérrelos y repita el ejercicio.

Un niño en cuclillas y agarrado a un soporte con los talones hacia abajo mientras defeca
un niño inclinado hacia adelante contra la pared con los talones hacia abajo
  • Un buen ejercicio para prevenir el pie ‘caído’ y ‘engarrotado’ consiste en estirar los tendones del talón recargándose contra una pared o poniéndose en cuclillas sin levantar los talones.

Calzado para personas que no sienten en los pies


EVITE:
clavos enterrándose a través de la sandalia en el pie
NO!
  • zapatos o sandalias de hule.
  • sandalias de suela blanda por la que puedan atravesar clavos o espinas.
  • usar clavos para pegar tacones y suelas. Podrían atravesar la suela y herir el pie. (Es mejor coser o pegar las suelas.)

El mejor calzado:

  • es de la medida correcta, no talla y deja suficiente espacio para los dedos (o los deja descubiertos).
  • tiene una plantilla suave de 1 cm. de grueso.
  • tiene una suela dura para que no la atraviesen espinas, clavos o piedras filosas.
 zapato de punta abierta suave y peludo
  • se ve normal (no extraño) para que la persona quiera usarlo.


Maneras posibles de conseguir calzado

  • Póngase en contacto con un hospital para gente con lepra, que tenga talabartería. Le pueden hacer sandalias a la medida si les manda un trazado del pie.
Un pie es delineado sobre papel
  • Vaya al mercado. Quizás encuentre ‘tenis’ que ya tengan una buena plantilla.
Se muestra un 'tenis' con suela
  • O usted puede poner plantillas suaves en los zapatos. Pero CUIDADO: Si usted pone una plantilla gruesa en un zapato a la medida, quizás no quede suficiente espacio para los dedos—a menos que corte el zapato para dejar los dedos descubiertos.
Ángulo lateral del espectáculo que muestra una suela en la parte delantera también
Una plantilla gruesa puede servir si el pie ya está corto.
plantilla suave
  • Haga (o pídale a un zapatero que le haga) calzado especial.
Para la plantilla puede usar el hule de una sandalia. O compre hule de microceldas, que es suave pero firme.
DVC Ch26 Page 225-4.png
DVC Ch26 Page 225-5.png
Para la suela puede usar cámara de llanta de carro.
DVC Ch26 Page 225-6.png
DVC Ch26 Page 225-7.png
  • Para las personas que han tenido llagas aquí,
una barra aquí o un soporte para el arco aquí puede ayudar a disminuir la presión sobre la parte huesuda del pie y a evitar que se formen nuevas llagas.
  • Un forro muy útil para prevenir llagas se puede hacer de un plástico espuma blando llamado ‘Plaztazote’ que se puede moldear con calor. Para las instrucciones de cómo usarlo, vea “Pies que no sienten”.
DVC Ch26 Page 225-8.png
  • Para las personas con un ‘pie caído’, un aparato ortopédico o un ‘alza’ les puede ayudar a prevenir llagas y heridas.
Usted puede conseguir un aparato o un soporte en un taller de rehabilitación, o puede hacer un aparato de plástico a la medida y bien acojinado. (Vea el Capítulo 58).
DVC Ch26 Page 225-9.png
O haga un aparato sencillo que levante el pie caído. Un zapato y una bota como un dispositivo que sostiene el pie



Esta página se actualizó el 01 feb 2021