Hesperian Health Guides

Agricultura para mejorar la salud y la vida

Los métodos de agricultura sostenible no sólo proveen de alimentos; también aumentan la fertilidad de los suelos, protegen el agua, resguardan las semillas valiosas, mantienen la biodiversidad y aseguran que la tierra pueda sostener la vida de las generaciones futuras. Aplicando métodos de cultivo sostenible los agricultores podrán producir más en espacios más pequeños y sin tener que utilizar plaguicidas ni fertilizantes químicos. De este modo aumentará la disponibilidad de mejores alimentos para consumir y vender y además podrán reducirse los costos de producción de los alimentos así como la contaminación del aire, del agua, la tierra y nuestros cuerpos. La agricultura sostenible mejora nuestra salud ya que:

  • Reduce la amenaza de sequías porque conserva el agua.
  • Reduce la dependencia en los productos químicos, permite ahorrar dinero y desarrolla la confianza en uno mismo. La agricultura sin productos químicos evita los problemas de salud que dichos productos causan a los agricultores, a los trabajadores agrícolas, a los consumidores de alimentos producidos con plaguicidas o a la gente que toma agua del lugar.
  • Disminuye el trabajo que se requiere para producir alimentos. Esto es especialmente importante cuando la migración, VIH y otros problemas dificultan las labores agrícolas.

La agricultura sostenible hace que la tierra sea más productiva, de modo que menos gente se vea forzada a abandonar el campo para migrar a la ciudad. Contribuye también al mejoramiento del suelo, la conservación del agua y la preservación de semillas que sostienen el campo y las comunidades agrícolas.

Principios de la agricultura sostenible

La agricultura sostenible es más eficaz si los agricultores aprenden a trabajar bajo las condiciones locales y comparten lo aprendido con otros agricultores. Algunas guías para una agricultura sostenible son:

EHB Ch15 Page 281-1.png
El abono verde que sembramos la temporada pasada de verdad que mejoró la tierra.
¡Las plantas de maíz crecieron más y las mazorcas fueron más grandes que antes!
Y no tuvimos que quitar las yerbas tanto porque los terrenos se mantuvieron con cultivos todo el año.