Hesperian Health Guides

Hesperian Health Guides

Primeros auxilios

WikiSalud > Nuevo Donde no hay doctor > Primeros auxilios

Mantenga la calma y el control


Protéjase

Trate de evitar el contacto con la sangre y los líquidos corporales cuando atienda a una persona que está sangrando.

  • Lávese las manos con mucha frecuencia. Enjuagar toda la sangre que le haya entrado a los ojos o a heridas en la piel ayuda a prevenir una infección.
  • Cúbrase la piel y los ojos. Use anteojos y guantes limpios si puede. También puede colocarse bolsas plásticas sobre las manos. Vea "Como cuidar a las personas enfermas" (en proceso de redacción) para más medidas de protección contra los microbios.


En una situación de emergencia, le será más fácil pensar con claridad y atender primero los problemas más importantes si sigue estos pasos:

1. Respire profundo. Las emergencias dan susto. Mientras más tranquilidad tenga usted, mejor podrá responder. Demostrar tranquilidad también consolará y ayudará a la persona lesionada o las personas que le rodean.
2. Pregúntese, ¿es éste un lugar seguro? Aleje a la persona lesionada de incendios, del tránsito u otros peligros. (Si la persona se lesionó el cuello o la columna, trasládela con cuidado sin moverle el cuello.)
3. Atienda primero los problemas de mayor peligro. De inmediato revise a la persona para ver si está respirando, sin importar la causa de su lesión. La respiración es la función más importante para la vida. Si la persona tiene problemas para respirar, vea aquí.
4. Después de comprobar que la persona respira, revísele para ver si está sangrando. Un sangrado abundante puede ser mortal.
5. Una vez que la persona esté respirando y el sangrado esté controlado, revísele todo el cuerpo para ver si hay heridas o huesos quebrados (fracturas). Empiece por la cabeza y examine cada parte del cuerpo, por delante y por detrás, hasta los dedos de los pies. Hágale preguntas suavemente y palpe su cuerpo con cuidado para buscar lesiones ocultas. Es común tener más de una lesión y algunas no son evidentes a primera vista.
6. Es probable que la persona herida tenga miedo y dolor. Trátela con delicadeza y consuélela lo más que pueda. Estar tranquila le ayudará a la persona a regularizar su respiración y pulso.

Revise su respiración y el sangrado a menudo. Si puede medir la presión de la sangre, hágalo con frecuencia. Una persona lesionada puede parecer bien y de pronto empeorarse.

Vuelva a revisar estos importantes signos vitales a menudo hasta que esté seguro de que la persona se encuentre bien. Siga hablando con la persona y note si está desorientada o si se vuelve más confundida.

Por favor, ayúdenme a alejar a las personas mientras que yo trato de ayudar a esta persona.


Las personas que se juntan después de un accidente pueden ayudar. A las personas enérgicas con voz fuerte, pídales que ayuden a despejar el área alrededor de usted y la persona herida. Pídales a otras personas que busquen ayuda médica o tela (para vendas) o frazadas. Al distribuir las tareas entre todos les ayudará a calmarse y asegurará que se cumplan las tareas más urgentes. Si hay muchos heridos, vea "Los desastres y los desplazamientos poblacionales" (en proceso de redacción) para información sobre cómo decidir a quién ayudar primero.

A veces la persona lesionada también puede ayudar a poner presión en sus propias heridas. Esto le ayudará a concentrarse y así usted podrá revisarla para ver si tiene otras lesiones, o ayudar a otras personas lesionadas.

? Pregunte si la persona siente dolor, se le durmió una parte del cuerpo o tiene dificultad para moverse.
Estas son señas de un esguince o una fractura. Si hay adormecimiento o dificultad para mover el cuerpo abajo de la cintura o todo el cuerpo, puede haber una lesión de la columna.
Pregunte u observe si la persona tiene dificultad para respirar. Si tiene algo atorado en la garganta, vea aquí.
Un dolor punzante cuando respira puede ser una costilla quebrada.
La falta de aire, la presión en el pecho y las sibilancias son señas de asma. Vea "Problemas de la respiración y la tos" (en proceso de redacción).
La intoxicación con productos químicos o con drogas también pueden causar problemas para respirar.
Observe si la persona parece confundida o no puede hablar con claridad. Si la persona está inconsciente vea aquí
Hablar de forma extraña, perder el conocimiento o estar desorientada por mucho tiempo pueden ser señas de una lesión de la cabeza o una intoxicación por drogas o alcohol.
Si la persona pierde el habla o el control sobre un lado de la cara o del cuerpo, consiga ayuda médica.
Estar desorientada o desmayarse también pueden ser señas de una emergencia diabética. Si la persona se enfermó de repente, vea aquí.
? Observe cuidadosamente: ¿Hay sangrado, hinchazón, moretones, enrojecimiento? Compare los dos lados del cuerpo. ¿Alguna parte del cuerpo se ve desfigurada?
Para el sangrado, vea aquí.
Para posibles fracturas, vea aquí y aquí.
Los moretones, la hinchazón y el enrojecimiento pueden ser señas de un sangrado dentro del cuerpo. Preste atención a las señas de choque.
? Palpe suavemente la cabeza, el cuello, la espalda, el torso, los brazos y las piernas. ¿Hay dolor, adormecimiento o huesos fuera de lugar? Si la persona pudo haberse lesionado el cuello o la espalda, palpe cada vértebra (los huesos sobresalidos de la columna) desde la cabeza hasta el último hueso entre las nalgas.
Para las señas de una lesión de la cabeza, vea aquí.
Si sospecha que tenga una lesión de la cabeza, el cuello o la espalda, vea aquí antes de mover a la persona.
es.hesperian.org