Hesperian Health Guides

Hesperian Health Guides

Emergencias diabéticas

La diabetes es una enfermedad que afecta la capacidad del cuerpo de procesar los azúcares en los alimentos. Una persona con diabetes puede enfermarse repentinamente si tiene demasiado azúcar o insuficiente azúcar en la sangre. La diabetes es más común en las personas con sobrepeso, pero cualquier persona puede enfermarse con la diabetes. Para conocer más acerca de la diabetes, vea el capítulo sobre La diabetes.

Si sabe que una persona se siente mal a causa de la diabetes pero no sabe si es porque tiene el azúcar baja o el azúcar alta en la sangre, trátela como si fuera por azúcar baja en la sangre y llévela a conseguir ayuda médica.

Azúcar baja en la sangre (hipoglicemia)

El nivel de azúcar en la sangre puede bajar demasiado si una persona toma insulina u otro medicamento para la diabetes o si toma demasiada medicina, si no come suficiente comida, si hace demasiada actividad física, si espera demasiado tiempo entre las comidas o si toma alcohol.

Una persona que tiene un nivel bajo de azúcar en la sangre puede volverse torpe, desorientada, nerviosa o irritable. Podría sudar o temblar. Cuando esto sucede, tiene que comer. Si no come, su condición empeorará y desarrollará estas señas de peligro:

Se puede confundir las señas de la azúcar baja en la sangre con las señas de una borrachera y por eso no tratar una situación de emergencia.
Señas de peligro
  • Dificultades para caminar o sentirse débil
  • Dificultades para ver bien
  • Desorientación o confusión, o comportarse de manera extraña (parece que está borracha)
  • Pérdida del conocimiento
  • Ataques
Tratamiento

Si la persona está consciente, dé azúcar rápidamente: jugo de fruta, gaseosa, golosinas o un vaso de agua con varias cucharadas de azúcar. También debe comer una comida completa poco tiempo después. Si sigue desorientada o no empieza a sentirse mejor 15 minutos después de darle azúcar, consiga ayuda.

Si está inconsciente, coloque una pizca de azúcar o miel debajo de su lengua. Siga dándole pequeñas cantidades. El cuerpo demora un poco para absorber el azúcar. Cuando se despierte puede darle más.

Azúcar alta en la sangre (hiperglicemia)

Una persona con diabetes puede tener demasiada azúcar en la sangre si come demasiada comida, si tiene menos actividad física de lo normal, si tiene una enfermedad o una infección grave, si no toma la medicina para la diabetes o si se deshidrata. Esto puede suceder antes de que la persona sepa que tiene diabetes. Consiga ayuda si tiene estas señas:

Señas
  • Tener mucha sed y beber mucho
  • Orinar a menudo
  • Vista borrosa
  • Pérdida de peso
  • Náuseas y vómitos
  • Dolor abdominal


La hiperglicemia puede ser muy peligrosa si no se trata. Puede causar un coma o incluso la muerte. Usted puede salvarle la vida a una persona al conseguirle ayuda para estas señas de mayor gravedad:

Señas de peligro
  • Pulso rápido
  • Olor a fruta en el aliento
  • Piel seca
  • Baja presión de la sangre
  • Desorientación y confusión
  • Respiraciones rápidas y hondas
  • Pérdida del conocimiento
Tratamiento

Lleve a la persona a un centro de salud inmediatamente. Si está consciente, dele bastante agua en sorbos.

Si usted está seguro de que la persona tiene un nivel alto de azúcar en la sangre y conoce la dosis de insulina que debe tomar, dele un poco de insulina en camino hacia el centro de salud. Si no está seguro, no le dé insulina. Darle insulina a una persona con un nivel bajo de azúcar en la sangre puede matarla.


es.hesperian.org