Hesperian Health Guides

La historia de Jesica


Jésica es una niñita que quedó paralizada a causa de una inyección innecesaria que le pusieron cuando tenía 3 días de nacida. Esta es la historia de su rehabilitación en PROJIMO.
DVC Ch23 Page 192-1.jpg
————————————————>
cicatriz de la infección
La inyección causó una infección que le llegó hasta la espina y le paralizó para siempre las piernas.

El mal uso y abuso de las medicinas—sobre todo de las inyecciones—es una causa común y evitable de las discapacidades. (Vea el Capítulo 3.)


DVC Ch23 Page 192-2.jpg
A Jésica se le deformaron los pies. Por tratarse de parar, se le formaron llagas de presión grandes en los pies y las rodillas, que se le infectaron.
DVC Ch23 Page 192-3.jpg
Cuando Jésica llegó a PROJIMO por primera vez, a los 4 años de edad, el equipo del pueblo le trató las llagas infectadas. Luego le comenzó a enyesar los pies para ir enderezándoselos poco a poco. (Vea el Capítulo 60).
llaga de presión
DVC Ch23 Page 192-4.jpg
Dejaron ‘ventanas’ en los yesos para seguir tratando las llagas.
DVC Ch23 Page 192-5.jpg
Poquito a poquito le fueron sanando las llagas y se le enderezaron los pies. Aquí uno de los trabajadores le cambia el yeso.
Además, Jésica no tiene un control normal de la vejiga ni del intestino. Por eso, se le formaron llagas en las partes ocultas (genitales). Vania, una niña de 8 años de edad, ayudó a curarle las llagas a Jésica. También le ayudó con un ‘programa para el intestino’, que le permite a Jésica calcular cuándo va a obrar. (Vea la "Manejo del excremento"). Esto le facilita ir a la escuela y hacer sus actividades diarias.
DVC Ch23 Page 193-1.jpg
DVC Ch23 Page 193-2.jpg
Vania le cura a Jésica una llaga en el pie. Aquí Vania le limpia y le venda a Jésica las llagas en la ingle.
DVC Ch23 Page 193-3.jpg DVC Ch23 Page 193-4.jpg
Cuando sus pies estuvieron más derechos, los trabajadores del pueblo le hicieron unos aparatos ortopédicos y una andadera de madera. En unas cuantas semanas Jésica ya podía caminar. Con práctica, Jésica pudo caminar con muletas—y finalmente con sus puros aparatos.
Ahora Jésica va a la escuela del pueblo. Ya ve la vida con más esperanzas, confianza y ánimo de salir adelante, pues en PROJIMO ha visto a personas con discapacidad que están felices, activas y son aceptadas por la comunidad.
DVC Ch23 Page 194-1.jpg DVC Ch23 Page 194-2.jpg
Mari, quien está parapléjica, es una de las líderes de PROJIMO. Aquí está haciendo un molde para hacer aparatos de plástico. Vea su historia. Víctor, un joven médico, quedó cuadripléjico después de un accidente. No podía hacer nada por sí mismo cuando llegó a PROJIMO. Los trabajadores del pueblo le ayudaron a ganar fuerza y a desarrollar muchas destrezas. Pronto se unió al equipo de PROJIMO y se convirtió en el doctor del pueblo.
DVC Ch23 Page 194-3.jpg Un joven cuadripléjico tuvo esta llaga de presión en la base de la espina dorsal durante 2 años. Tenía 15 cm. de largo bajo la piel y le había destruido por completo la base de la espina.
DVC Ch23 Page 194-4.jpg
DVC Ch23 Page 194-5.jpg
Los trabajadores de PROJIMO limpian y vendan la llaga. Aquí uno de los trabajadores rellena la llaga con una pasta de azúcar y miel. Con este tratamiento 2 veces al día, la llaga quedó limpia y libre de infecciones, y sanó rápidamente (como en 6 meses).



Esta página se actualizó el 27 may 2020